Parte 3 - Osteointegración: Pruebas, Dificultades y Éxitos

Octubre / October 17, 2017

Parte 3 - Osteointegración: Pruebas, Dificultades y Éxitos

Español | English

A principios de la década de 1970, cuando Brånemark estaba profundamente inmerso en su investigación sobre la osteointegración, otros europeos siguieron su ejemplo. Entre ellos cabe mencionar a André Schröeder de la Universidad de Berna, en Suiza, que por entonces estaba trabajando en un implante similar para aplicación clínica en colaboración con el renombrado Instituto Straumann. Más o menos por aquella época, Smithloff y Fritz también estaban trabajando en un estilo concreto de implante de cuchilla de ventilación, que esperaban sería capaz de mejorar los índices de osteointegración. Sin embargo, los resultados se consideraron como mucho inconsistentes, en todos los casos. Esto condujo a la ADA a declarar en 1974 que no recomendaba los implantes dentales como práctica clínica de rutina.

Mientras tanto, en los años siguientes se fue reuniendo cada vez más información, a medida que continuaban los estudios a largo plazo. En 1977 ya se habían publicado los criterios a seguir para el éxito de la osteointegración, y en 1985 se publicó un estudio de seguimiento de casos de implantes de 20 años de duración. Este hecho coincidió con la primera solicitud para el uso comercial de implantes dentales en EEUU, presentada por Nobel-pharma AB (actualmente Nobel Biocare).

¿Qué indicaron pues las pruebas?

    • Para entonces, entre 1965 y 1985 ya se había colocado en la Universidad de Gotemburgo un total de 4.636 implantes dentales en las mandíbulas de 700 pacientes edéntulos
    • En la mandíbula superior, un 95% de los pacientes conservaba la estabilidad prostética después de 10 años, y…
    • Después de 15 años, la cifra bajaba muy ligeramente, hasta 92%
    • En la mandíbula inferior, un 99% de todas las prótesis conservaron su estabilidad después de 5, 10 y 15 años, y…
    • En el grupo de rutina final (estudiado entre julio de 1981 y junio de 1985) se logró una estabilidad del 100%.

Los resultados coincidieron con las primeras pruebas llevadas a cabo por Brånemark y por otras personas. Una vez publicados estos descubrimientos, las instituciones académicas se dieron cuenta de que debían sentarse y estudiarlos. Cuando finalmente lo hicieron, las cosas empezaron a moverse, y lo hicieron a gran velocidad…

El ritmo del cambio

En el año 1986 se aprobó la solicitud de Nobel-pharma para fabricar implantes dentales con fines comerciales, y ese mismo año se creó en Estados Unidos la Academy of Osseointegration (Academia de Osteointegración). Además, Tomas Albrekktson, que había trabajado muchos años con Brånemark, publicó un artículo titulado “The long-term efficacy of currently used dental implants: A review and proposed criteria of success” (“La eficacia a largo plazo de los implantes dentales actualmente utilizados: una revisión y criterios propuestos para el éxito”). Este artículo sentó las bases del éxito para la futura colocación de implantes.

En las dos décadas siguientes se produjo un cambio de equilibrio, pasando de un enfoque en la osteointegración con escasa consideración por la posición del implante, a la planificación de los implantes en base a prótesis “de la corona hacia abajo”. Además, se desarrollaron elementos de “superficie rugosa” para mejorar el anclaje, y para mediados de los años 90 ya estaba también muy avanzado el desarrollo de las cerámicas modernas, mucho más estéticas.

A principios del siglo XXI empezaba a adquirir importancia la odontología de realidad virtual, y no pasó mucho tiempo antes de que la asimilación completa del tratamiento mediante implante fuera una posibilidad real. En la actualidad, por supuesto, se presta especial atención a la colocación ideal del implante, lo cual permite a los dentistas hacer el “trabajo duro” de manera virtual en un ordenador, en vez de junto al sillón de la consulta. Adicionalmente, la odontología virtual permite a los dentistas detectar cualquier posible insuficiencia en la función ósea alveolar antes de colocar el implante, consiguiendo así minimizar los riesgos.

Del futuro podemos esperar una terminación más rápida, periodos de recuperación de menor duración, y mejores materiales de injerto óseo, que acelerarán el proceso.

Conclusión

En 2006 falleció Gösta Laarson, el primer paciente edéntulo al que se le colocaron implantes, habiéndolos utilizado con éxito durante más de 40 años. Para el año 2017 ya se habían colocado más de 7 millones de implantes del sistema Brånemark, y actualmente se colocan cada año más de 450.000 implantes dentales osteointegrados.

¡Eso son 7 millones de personas en todo el mundo que han visto renovada su confianza en su aspecto, sensaciones y actos!

Se podría sugerir que todo ello se debe a la curiosidad de un solo hombre, o más bien al hecho de considerar un suceso concreto no como un contratiempo temporal, sino como un espectacular descubrimiento clínico de gigantescas proporciones. Se opine lo que se opine, hay razones de peso para afirmar que jamás ha habido un hallazgo tan revolucionario como el descubrimiento de la osteointregación en el campo de la odontología, ¡y probablemente nunca lo volverá a haber!



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

QUIZZ: ¿Cuánto sabes de injertos óseos?
QUIZZ: ¿Cuánto sabes de injertos óseos?

Octubre / October 31, 2017

¿¡Qué mejor momento para hablar de hueso que Halloween!?

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre injertos óseos!

Ver artículo completo

Mimetis recibe la medalla de oro al mérito en el trabajo de parte de la Asociación Europea de Economía y Competitividad.
Mimetis recibe la medalla de oro al mérito en el trabajo de parte de la Asociación Europea de Economía y Competitividad.

Octubre / October 24, 2017

El pasado 6 de Octubre de 2017, la Asociación Europea de Economía y Competitividad (AEDEEC) otorgó la medalla de oro al mérito en el trabajo a Mimetis Biomaterials. La medalla tiene como objetivo reconocer el espíritu empresarial dentro del marco europeo a una selección limitada de compañías, instituciones y expertos profesionales que pertenecen a varios sectores, y que han fomentado la conciencia del emprendedor y del buen hacer de las empresas.

Ver artículo completo

Parte 2 - Osteointegración: Los Años de Prueba ES/EN
Parte 2 - Osteointegración: Los Años de Prueba ES/EN

Septiembre / September 25, 2017

1982 fue un año absolutamente crucial para Brånemark, al convertirse en el momento para el que llevaba trabajando los 17 años anteriores, incluyendo 15 años de ensayos clínicos de seguimiento. Sin embargo, a pesar de los resultados aplastantemente positivos, Brånemark era reacio a presentar sus descubrimientos públicamente en la conferencia de Toronto, ya que tenía la clara sensación de que el mundo todavía no estaba preparado para los implantes dentales.

A 15-year study of osseointegrated implants in the treatment of the edentulous jaw. Adell R, Lekholm U, Rockler B, Brånemark PI. Int J Oral Surg. 1981 Dec;10(6):387-416. PMID: 6809663

Ver artículo completo